34ª Semana del Tiempo Ordinario
San ANDRES, apóstol
Sábado, 30 de Noviembre del 2019

<< día anterior #día siguiente >>
#
# # #

Caminar con el Evangelio

Evangelio del Día y comentarios

C-Tor-C-34-S.doc
# # #
#
# # #

EVANGELIO ( Mateo 4, 18-22)

En aquel tiempo, paseando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo:
- «Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.

Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y le siguieron.

# # #
#
# # #

CLAVES para la LECTURA

- Jesús se apresura, al comienzo de su ministerio público, a reunir a su alrededor algunos discípulos, a los que dirige una enseñanza completamente particular, porque quiere que sean sus seguidores y sus testigos. A su tiempo, después de la resurrección de Jesús, serán enviados a todo el mundo, a fin de que el Evangelio pueda seguir su curso hasta el final. Los Doce, de pescadores de peces, se convertirán en pescadores de hombres. No se trata de un simple juego de palabras, sino de lo que el mismo Jesús les dice: «Ellos dejaron al instante las redes y lo siguieron» (v. 20).

- Andrés, junto con su hermano Simón, fue uno de los primeros que escuchó la llamada de Jesús y le siguió con prontitud. Mateo otorga un relieve particular a la prontitud con la que Pedro y Andrés respondieron a la llamada de Jesús: «Y ellos, dejando al punto la barca y a su padre, lo siguieron» (v. 20). Un poco más adelante (v. 22), el mismo evangelista Mateo afirma que, en realidad, los primeros discípulos de Jesús no dejaron sólo las redes, la barca y su profesión, sino también a su padre. El seguimiento de Jesús, el auténtico que transforma la vida, no deja lugar a tergiversaciones ni concede descuento alguno: es, por propia naturaleza, radical y totalitario.

# # #
#
# # #

CLAVES para la VIDA

- El mismo Jesús siente la urgencia de su Misión y la inmensidad de la tarea. Por eso, desde los inicios de su actividad, desea crear un grupo al que él mismo evangeliza de modo personal. Es la experiencia en torno a Él y, al mismo tiempo, con otros, que también han sido invitados y llamados a la misma fraternidad. ¡Todo un símbolo el que se crea en torno al mismo Jesús!

- Y la llamada exige una respuesta y ésa también se produce y, además, con prontitud y radicalidad (vv. 19-20). ¡Todo un modelo para cuantos vayan a encontrarse con la propuesta de Jesús a través de los tiempos! Y es que aquí se produce esa llamada que transforma la vida, desde sus mismas raíces. Los relatos evangélicos son profundamente expresivos, cuidando los detalles que destacan esas respuestas concretas que llevaron a los primeros seguidores a un cambio radical de vida. No es una llamada cualquiera, sin fuerza ni significación alguna. Más bien, es algo vital, que afecta a la raíz de la vida misma, y que transforma, de forma radical, a quien lo pilla.

- Ahí me encuentro (nos encontramos), en esa misma tesitura. Invitado(s) a participar con Él de la Misión, la de ser “pescador de hombres”, realizando y llevando adelante el proyecto del Padre, el que desea ardientemente para la humanidad, a la que ama con amor eterno. Con Jesús, con otros hermanos/as, empeñado(s) en la misma Misión. ¿Qué tal te encuentras...?

# # #
#
# # #

ORACIÓN para este DÍA

“Señor Jesús, encontraste en Andrés una respuesta pronta y decidida. Ayúdame (ayúdanos) a salir de mis (nuestros) titubeos y a cortar las mallas en las que estoy (estamos) enredado(s)”.

# # #

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue