32ª Semana del Tiempo Ordinario

Martes, 12 de Noviembre del 2019

<< día anterior #día siguiente >>
#
# # #

Caminar con el Evangelio

Evangelio del Día y comentarios

C-Tor-C-32-M.doc
# # #
#
# # #

EVANGELIO ( Lucas 17, 7-10)

En aquel tiempo, dijo el Señor:
- «Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: “En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo; y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado?
Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: «Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer».

# # #
#
# # #

CLAVES para la LECTURA

- Tras haber tratado el tema de la vigilancia sobre nosotros mismos, el evangelista Lucas, en el itinerario que conduce a una caridad que es fe recibida y responsablemente vivida, investiga sobre otra actitud que se pide a los discípulos de Jesús: la conciencia de la propia inutilidad (v. 10). Somos siervos. Jesús condena la presunción de justicia de los fariseos (Lc 18, 9) que, con una religiosidad de fachada basada en la acumulación de obras, esperan su recompensa de Dios: no espera recompensa alguna el pobre que se sabe por completo en manos de Dios (humildad de los siervos del Magníficat).

- No debo (debemos) esperar recompensa, pues no hay motivo de gloria en lo que hago (hacemos): como dirá san Pablo, «anunciar el Evangelio no es para mí un motivo de gloria; es una obligación que tengo» (1 Cor 9, 16). Quien es consciente de estar constantemente en deuda de amor con Dios (v. 10), quien sabe que su vida es fruto de un don exagerado (perdón), no espera ninguna gracia de aquel a quien presta servicio, porque su misma existencia es gracia recibida (v. 9: el señor no está «obligado» respecto al siervo). Eso sí: también el siervo podrá comer y beber después (v. 8), participar en la alegría de su señor (Mt 25, 21), pero no en seguida (v. 7): antes es preciso estar preparados «con la cintura ceñida y la lámpara encendida», en actitud de servicio, esperando a su señor (Lc 12, 36-40).

# # #
#
# # #

CLAVES para la VIDA

- La enseñanza del Maestro continúa, y hoy se me (nos) presenta otro aspecto que es interesente tener en cuenta: la conciencia de la propia inutilidad. Ésta es la actitud del discípulo ante Dios: no tiene que ser como la de los fariseos, que parecen exigir el premio, sino la humildad de los que, después de haber trabajado, no se dan importancia: “somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer” (v. 10b). ¡He aquí el estilo más propio y adecuado!

- Y aquí se encuentra la gran clave evangélica: la GRATUIDAD, como estilo de vida, como respuesta amorosa al plan de vida de Dios. Ésta requiere un tipo de relación filial y confiada. Lo que prevalece no es el mérito, sino la respuesta gratuita y amorosa al mismo amor de Dios. Puedo (podemos) amar porque he (hemos) sido amado(s) por Él y, por eso, me siento (nos sentimos) por completo en sus manos.

- ¡Cuántas enseñanzas puedo (podemos) sacar de la propuesta del Maestro Jesús! Invitación perenne: a beber en la fuente del amor de Dios; a experimentar el gozo y la seguridad de estar en sus manos; a estrechar, cada día, una relación más íntima y filial; a compartir con otros hermanos/as el sentido de familia y la fuerza de la unión y de la fraternidad... ¡Aquí estoy (estamos)! ¡Siéntelo (sintámoslo)! ¡Disfrútalo (disfrutémoslo)! ¡Compártelo (compartámoslo)...!

# # #
#
# # #

ORACIÓN para este DÍA

“Gracias, Señor Jesús, porque me (nos) haces experimentar tu amor en tantas pequeñas cosas a lo largo de mi (nuestra) vida. Convierte mi (nuestra) vida en una acción de gracias a ti”.

# # #

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue