32ª Semana del Tiempo Ordinario

Lunes, 11 de Noviembre del 2019

<< día anterior #día siguiente >>
#
# # #

Caminar con el Evangelio

Evangelio del Día y comentarios

C-Tor-C-32-L.doc
# # #
#
# # #

EVANGELIO ( Lucas 17, 1-6)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
- «Es inevitable que sucedan escándalos; pero ¡ay del que los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le encajaran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar.
Tened cuidado.

Si tu hermano te ofende, repréndelo; si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: “lo siento”, lo perdonarás».

Los apóstoles le pidieron al Señor:
- «Auméntanos la fe».
El Señor contestó:
- «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, y os obedecería».

# # #
#
# # #

CLAVES para la LECTURA

- «¡Tened cuidado!» (v. 3) es la exhortación que dirige hoy Jesús a sus discípulos. Sus enseñanzas están relacionadas con la vida fraterna, lugar de escándalos y de contraste: es algo «inevitable» (v. 1). Ahora bien, si la fragilidad es el camino del hombre, en la vigilante atención a nosotros mismos y en la incansable acogida al hermano (v. 3) se juega el primado de Dios, la opción por servirle. Porque el discernimiento de la caridad es un recorrido delicado: incluye la preocupación amorosa por los «pequeños» (v. 2: los débiles, los sencillos, en cualquier acepción que queramos darle) y no excluye la corrección fraterna, sino que hace que el perdón sobreabunde sobre todo (v. 4: «siete veces» simboliza un perdón ilimitado que resiste a una debilidad que perdura).

- Se confirma así que, en el interior de la trama de las relaciones cotidianas, la atención principal debe centrarse en nosotros mismos y en nuestro propio camino, un camino marcado, a buen seguro, por las dificultades, aunque también por la esperanza de poder experimentar, incluso en los inevitables contrastes, la alegría de la mirada del hermano que vuelve a dirigirse a nosotros (esto es el “arrepentirse” de los vv. 3ss). Así es como la fe, que aunque sea tan pequeña «como un grano de mostaza» (v. 6), es no sólo don invocado, sino compromiso de caridad que transforma la confianza en Dios en confianza recíproca.

# # #
#
# # #

CLAVES para la VIDA

- El Maestro sigue instruyendo a los suyos (también a nosotros) y, en ese clima de vida fraterna, plantea un hecho y acontecimiento, que bastante fácilmente puede producirse: es el escándalo de los pequeños, desde la fragilidad que caracteriza al hombre. Es necesario “tened cuidado” (v. 3), no vaya a ser que dé (demos) por “normales” muchos de los comportamientos, pero que de hecho no tienen nada de normalidad respecto de los más débiles y los más sencillos.

- Pero, además, me (nos) propone algo fundamental según el proyecto de Dios y que el mismo Jesús lo vive: es necesario tener un corazón generoso y saber perdonar al hermano; hasta siete veces al día. Se destaca, una vez más, la enorme fuerza de la CORRECCIÓN FRATERNA, realizada con delicadeza y amor, y acompañada SIEMPRE con el perdón. ¡Todo un estilo de vida y de convivencia!

De ahí se entiende la súplica de los amigos a Jesús: “Auméntanos la fe”, para poder vivir lo que me (nos) propone. Lecciones, con exigencia incluida, las que me (nos) pide, hoy, esta Palabra a mí, a nosotros, seguidores de este Jesús. En un mundo y en una cultura donde el perdón y la corrección no se llevan, viene a proponerme (proponernos) un perdón sin límite, “siete veces al día”, y una actitud delicada con los pequeños y los más débiles. He aquí las claves de la vida fraterna. ¡Difícil, muy difícil me (nos) lo pone!

# # #
#
# # #

ORACIÓN para este DÍA

“Señor Jesús, tú me (nos) pides que perdone (perdonemos) SIEMPRE que sea necesario, si el hermano así me (nos) lo pide. Ayúdame (ayúdanos) a ser TESTIGO(S) del PERDON, como tú”.

# # #

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue