27ª Semana del Tiempo Ordinario
NUESTRA SEÑORA del PILAR
Sábado, 12 de Octubre del 2019

<< día anterior #día siguiente >>
#
# # #

Caminar con el Evangelio

Evangelio del Día y comentarios

C-Tor-C-27-S.doc
# # #
#
# # #

EVANGELIO ( Lucas 11, 27-28)

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a las turbas, una mujer de entre el gentío levantó la voz diciendo:
- «¡Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron!».
Pero él repuso:
- «Mejor: ¡Dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!».

# # #
#
# # #

CLAVES para la LECTURA

- Tras el austero discurso sobre la realidad del demonio, Lucas inserta esta breve, aunque intensa, perícopa sobre la bienaventuranza. Según la mujer que eleva la voz entre la multitud, es una «dicha» o «bienaventuranza» ser madre de un hijo como Jesús, dotado de la fuerza de una palabra que sorprende y te introduce en el misterio de las realidades espirituales. En cambio, según Jesús, la «dicha» o «bienaventuranza» (es decir, la alegría profunda del corazón) consiste en la disponibilidad para la escucha de la Palabra de Dios y ponerla en práctica.

- La respuesta de Jesús da la impresión de querer relegar a la sombra a María, su madre. Ahora bien, si «ahondamos» en esta perícopa con la ayuda de otros pasajes de la Palabra de Dios, nos percataremos de lo contrario. Justamente la Madre de Jesús es proclamada «bienaventurada», en Lc 1, 42-45, por haber creído y obedecido a la Palabra (1, 38). Ella misma, en el Magníficat, predijo que todas las generaciones la proclamarían bienaventurada (1, 48) por su rendición plena a la Palabra que compromete su fe y su vida.

- Por otro lado, ya había aprovechado Jesús otra ocasión en que habían venido su madre y sus hermanos a buscarlo para proclamar con vigor que su madre y sus hermanos son «los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica» (Lc 8, 19-21). En consecuencia, ésta es la identidad profunda de María que se nos propone también a nosotros. El ser dichoso o bienaventurado es el secreto de este escuchar y practicar la Palabra de Jesús, que es la presencia del Dios vivo.

# # #
#
# # #

CLAVES para la VIDA

- Este pasaje evangélico me (nos) ofrece mucho más que el piropo amable de una mujer. Le interesa (y mucho) destacar al evangelista la actitud del DISCÍPULO, el que pertenece a la Nueva Familia, no porque exista un vínculo de sangre, sino porque ha nacido una nueva clave de unión: la ESCUCHA de la Palabra y el cumplimiento de la misma. Éste es el contexto y el mensaje.

- Este relato, sin duda alguna, en Lucas tienen unas connotaciones y una referencia “mariana”: la madre de Jesús, María, es la primera discípula, la primera participante de la Nueva Familia. El “hágase en mí según tu Palabra” (aportación también de Lucas) es una síntesis impresionante. En ella, el aspecto biológico de la maternidad ha quedado superado por su adhesión a la Palabra y en la fidelidad a la misma. ¡He aquí la grandeza de María!

- ¡Inmensa página y muy sugerente la que me (nos) ofrece el pasaje evangélico! Hay una NUEVA FAMILIA que surge y nace desde la acogida de la Palabra. Aquí nos encontramos nosotros. ¡Ojalá me encuentre yo! Y se me (nos) propone a María como modelo de creyente: “hágase en mí...”: disponibilidad total, apertura sin límites, confianza plena... ¿Alguien da más?

# # #
#
# # #

ORACIÓN para este DÍA

“María, madre de Jesús y madre mía (nuestra), ¡te admiro (te admiramos) y te amo (te amamos)! Dios ha hecho en ti auténticas maravillas. Gracias, Señor Jesús, por María, la Madre”.

# # #

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue