20ª Semana del Tiempo Ordinario

Domingo, 18 de Agosto del 2019

<< día anterior #día siguiente >>
#
# # #

Caminar con el Evangelio

Evangelio del Día y comentarios

C-Tor-C-20-D.doc
# # #
#
# # #

EVANGELIO ( Lucas 12, 49-53)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- «He venido a prender fuego en el mundo: ¡y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y qué angustia hasta que se cumpla!

¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz? No, sino división. En adelante, una familia de cinco estará dividida: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra».

# # #
#
# # #

CLAVES para la LECTURA

- La humanidad está obligada a elegir frente a Cristo. No es posible permanecer indiferente ante su Evangelio y los correspondientes planteamientos. Esto depende sobre todo del radicalismo de la propuesta de salvación que ha venido a traer el Nazareno: una propuesta impregnada de amor, frente a la que es preciso reaccionar por amor.

- «He venido a prender fuego a la tierra» (v. 49): el tono del discurso es autobiográfico. Eso significa que para poder elegir qué hacer y cómo vivir es necesario, antes que nada, resolver el dilema sobre la identidad de Jesús: quien no le reconozca en su verdadera identidad no podrá llevar a cabo decisiones dignas del seguimiento de Jesús. «Un fuego... un bautismo...» (vv. 49ss): no se trata del fuego del Espíritu Santo, ni siquiera del fuego del juicio, sino del vivo deseo que alimenta Jesús de pasar por el fuego purificador de su pasión y muerte. Igualmente, Jesús desea pasar a través de ese bautismo de sangre que será su sacrificio en la cruz. Desde esta perspectiva, las imágenes del fuego y del bautismo nos proyectan hacia el final de la vida terrena de Jesús y hacia la cima de su misterio, que culminará con la entrega total de sí mismo al Padre por amor a nosotros.

- Frente al amor que nos ha atestiguado Jesús, es menester reaccionar con amor, y es cosa sabida que el amor, el verdadero, es siempre muy exigente, en ocasiones desgarrador. Ésa es la razón de que responder a la llamada evangélica implique, por un lado, dejar y, por otro, tomar. Dejar todo lo que es contrario al Evangelio y a sus exigencias radicales para tomar la única cosa necesaria; es más, la única persona necesaria: Jesús, hijo de Dios y redentor nuestro. La instancia ascética claramente dibujada por este fragmento evangélico tiene que ser leída desde la perspectiva de una vocación propuesta por Jesús a sus discípulos, y vuelta a proponer ahora a todos nosotros.

# # #
#
# # #

CLAVES para la VIDA

-- Jesús se me (nos) ofrece con un deseo vivo y ardiente de llevar a cabo su misión y de comunicar a toda la humanidad su amor, su fuerza, su Espíritu. Así asume el camino que el Padre ha decidido para llevar a cabo el proyecto de salvación; aunque ello suponga “fuego”, “un bautismo”; esto es, el sacrificio que consumará en la entrega, en la cruz. Por lo tanto, Jesús me (nos) está presentando su misma vivencia de Misión.

- El discípulo es invitado a seguir las huellas, aunque suponga radicalidad. La llamada evangélica va a implicar un “dejar” (cuanto no encaja con el Evangelio y sus exigencias) y un “tomar” que es Jesús mismo y su estilo de vida y de entrega. De este modo, toda la vida del creyente y seguidor es vista y leída desde la perspectiva y óptica del mismo Jesús. Es el “bautismo” del que habla el evangelio de hoy.

- Optar por Jesús, por cuanto se plantea y vive, por su estilo y por sus opciones... es la propuesta que siento (sentimos) en este relato evangélico. ¡A veces me (nos) sigue asustando esa su radicalidad...! Aunque también he (hemos) experimentado que “da mucho más que lo que exige”. Es verdad. Pero... ¡me (nos) impresiona! “Ábreme, Señor, a tu propuesta, y dame tu Espíritu para asumirlo como tú mismo lo asumiste. Amén”. ¿Te animas también tú, hermano/a?

# # #
#
# # #

ORACIÓN para este DÍA

“Señor Jesús, cuando todo va bien, es fácil seguirte y dar testimonio de ti; dame (danos) la fuerza de mantenerme fiel (mantenernos fieles) cuando tenga que enfrentarme (tengamos que enfrentarnos) con la incomprensión y la persecución”.

# # #

 

bidean@bidean.net
castellano euskera batua euskera bizkaiera orue